Diferencia entre senderismo y trekking: todo lo que necesitas saber

El senderismo y el trekking son actividades distintas. Ambas se basan en lo mismo: caminar, pero son tan diferentes que son muchas las personas que se decantan incondicionalmente por una de ellas.

Si te gusta el deporte, te ayudará saber cuáles son las diferencias existentes entre ambos deportes y qué es aquello que los hace más únicos y distintos el uno del otro. Así, la próxima vez que te apetezca salir a disfrutar del aire fresco y caminar, sabrás cuál de las dos actividades tienes que elegir para que encaje en lo que exactamente estés buscando.

Las grandes diferencias entre trekking y senderismo

Si en alguna ocasión has pensado qué senderismo es, simplemente, la traducción de “trekking”, no te preocupes. Se trata de un error más habitual de lo que puedas imaginar. Pero, en realidad, son actividades distintas. Se podría decir que las diferencias más importantes entre estos dos deportes se encuentran englobadas en tres aspectos: la duración de la sesión, el tipo de ruta y las señales que se encuentran.

Duración de la sesión

El trekking vive por y para la distancia. Algunas de las rutas de esta actividad son tan largas que necesitarás varios días para completarlas. ¿Conoces esos bastones que se usan de dos en dos, uno para cada mano? Son bastones de trekking. Se utilizan como parte del equipamiento estándar para trekking en combinación con un buen calzado. Por ello, te puedes imaginar que no son sesiones precisamente cortas.

excursión

Para que te hagas una idea de cómo es una sesión de trekking, ¿sabes cuál es una de las rutas de trekking más famosas del mundo? El mismísimo Camino de Santiago. Necesitarás entre 20 y 30 días para completarlo, mismo tiempo que tienes que invertir si quieres vivir la experiencia del trekking de la ruta John Muir Trail en California.

Por su lado, el senderismo son rutas mucho más cortas que se completan del tirón. Aunque una sesión de senderismo también es estupenda y tiene muchos beneficios para la salud, su duración no va más allá de unas pocas horas. Algunas de las rutas de senderismo más famosas de España incluyen la ruta de las caras de Cuenca, la senda del oso de Asturias o el camino Schmidt de la Sierra de Guadarrama.

El tipo de ruta

Como te decíamos, el trekking se caracteriza por tener rutas más largas, pero también más irregulares. Ahí entra en juego otra de las diferencias entre estas actividades: el tipo de ruta. En el senderismo normalmente nos encontramos con una ruta muy marcada, con un principio y un final, en ocasiones incluso planteada a modo de círculo para que sea fácil seguirla.

Pero, con el trekking, todo cambia. Las rutas de trekking están más abiertas a la improvisación, a los desvíos y al descubrimiento de zonas que quizá no se habían marcado en el mapa original. Además de esto, es común que las rutas de trekking no están planteadas como un viaje de ida y vuelta. En realidad, se propone una ruta de trekking como desafío para completarla, siendo pocas las personas que deciden dar la vuelta y hacerla en la distancia opuesta. El motivo de ello, principalmente, es el tiempo.

Un buen ejemplo de este tipo de ruta que ofrece el trekking se aprecia con la mención que hacíamos del Camino de Santiago. Su larga extensión implica pasar por dos países, no solo por España, sino también por Francia.

Señalización en la ruta

El senderismo es una actividad que está, en cierta manera, mucho más simplificada. Aunque hay rutas de distintos niveles de dificultad e incluso caminos que incluyen puentes y otro tipo de obstáculos, como es el caso de la ruta de los puentes colgantes de Chulilla, siempre hay buenas indicaciones. Además, los caminos suelen ser bastante asequibles y sencillos.

señalizacion

Las rutas están bien delimitadas, tienen una gran facilidad para ser recorridos en ambas direcciones y son una propuesta que está dirigida a toda la familia. Hacer una planificación de senderismo es muy sencilla. Pero, el trekking, es distinto. Como mencionamos anteriormente, el trekking es más imprevisible. Los caminos pueden estar trufados de una mayor cantidad de desafíos y nunca se puede dar nada por sentado. Aunque también se pueden hacer planificaciones y mapas, los resultados suelen ser menos precisos, no hay mucha señalización y siempre hay que estar preparado para todo lo que pueda pasar.

Además, el terreno que te encontrarás haciendo trekking será más complejo y tendrá una mayor cantidad de pequeños obstáculos que sortear. Por supuesto, no es una actividad tan recomendada para familias con niños, si bien puede depender mucho de las circunstancias, preparación y condiciones de la ruta.

Otra gran diferencia: el equipamiento necesario

Si estás pensando en practicar trekking o senderismo, otro factor que debes tener en cuenta es el equipamiento. No querrás ser la persona que aparece en una reunión de trekking con unas zapatillas ligeras de senderismo casual o que te ocurra a la inversa. Porque, al final, lo más importante es que estés preparado para poder disfrutar de la experiencia. Y, en ese sentido, las zapatillas ocupan uno de los puestos de relevancia principales, porque siempre hay un calzado ideal para cada tipo de situación.

Equipamiento

Si vas a practicar trekking de alta intensidad necesitarás unas botas de senderismo que te aporten un gran rendimiento y que, eso sí, también te podrían servir en sesiones de senderismo de alta dificultad. Para el senderismo de dificultad media, seguro que unas zapatillas de trekking ó unas zapatillas de trail te proporcionan muy buen rendimiento.

En cualquier caso, te recomendamos que compruebes las características de cada modelo, ya que, en ocasiones, los fabricantes hacen algunos cambios para que sea posible usar las zapatillas en una mayor variedad de actividades deportivas.

Por supuesto, otros de los complementos y herramientas para llevar en tu camino variarán dependiendo del desafío. Así, cuando vayas a hacer trekking, piensa en la duración que tendrá el recorrido y en todo lo que podrías necesitar durante el viaje. También es recomendable llevar brújula, agua, comida, ropa técnica, así como mapas exhaustivos pre-descargados de la zona. Para el senderismo no te tienes que preocupar tanto ni cargar con demasiados complementos de apoyo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 1)
María José

Aficionada al senderismo desde hace más de 15 años. Si algo he aprendido de vivir junto a la montaña, es a disfrutar de sus beneficios y por supuesto, a tener una vida más tranquila y relajada en conexión con la naturaleza. Por ello quiero ayudarte a elegir el calzado más adecuado para tus salidas.

Deja un comentario

Anterior

Cómo elegir el mejor calzado para hacer el Camino de Santiago con la mayor comodidad

Las mejores zapatillas para andar de 2022

Siguiente